Es muy común que al ir conduciendo por la ruta encontremos  desvíos o cortes que nos hacen tener que cambiar nuestro itinerario. A veces también se puede tratar de un tramo en obra o señales de peligro. Estos escenarios deben estar debidamente señalizados para que todos podamos identificarlas y evitemos situaciones peligrosas.

Normalmente las zonas restringidas para circular, las situaciones de peligro y las obras viales en avance son señalizadas con conos viales. Los conos viales son de un característico color naranja, lo cual los hace fácilmente reconocibles y en ocasiones constan de una cinta reflectora para que se distingan rápidamente aun en situaciones de oscuridad o media luz.

Debemos recordar que son indicadores de una de las situaciones anteriormente descriptas, por lo cual cuando los encontremos durante nuestros traslados debemos disminuir la velocidad y estar atentos para tomar las medidas correspondientes y evitar así posibles accidentes o maniobras indeseadas.

Categorías: Industria